Supongamos que usted acaba de terminar de escribir su último libro y está listo para pasara a la acción, a la autoedición, después de haber rechazado el modelo convencional de las editoriales. Ha llegado el momento de compartir su trabajo con los lectores, olvidarse de los escasos beneficios económicos que proporcionan las editoriales tradicionales y subirse al carro de la edición por cuenta propia, gracias a la cual muchos autores están ganando ahora mismo buenas cantidades de dinero y viven de forma holgada gracias a su escritura.

A continuación le vamos a regalar una buena lista de los mejores sitios que ofrecen este servicio, los cuales han sido elegidos por seriedad  y facilidad a la hora de conectar con el usuario para maquetar y vender su contenido.

LULU

No podía faltar el gigante norteamericano. Por poco que haya mirado acerca de este tema, lo más seguro es que se haya topado con este nombre varias veces. Y no es para menos, pues cada de día más de 1000 nuevos títulos se publican en el sitio. Es una herramienta que presta especial detalle al formato de los libros, a la maquetación y al empaquetado.

Ellos mismos han escrito una guía de marketing para facilitar a los creadores la labor de venta. Nos permiten publicar tanto en digital como en formato empresa. Ellos cargan con los gastos de impresión de cada ejemplar y después el autor se lleva una comisión.

BLURB

Otro sitio de publicación muy popular, aunque por el idioma, puede estar más acorde a tus necesidades si tu potencial grupo de lectores hablan inglés. El sitio nos dota de varias guías e innumerables formatos para maquetar nuestras publicaciones. Además, cuenta con un programa de afiliados, por lo que si cuenta con alguna web que genere buen tráfico, podrá ganar dinero vendiendo libros de terceros, gracias a las comisiones que se reparten.

KINDLE – AMAZON

El gigante, el sitio por antonomasia. Aquí podrás vender los libros en cualquier tipo de formato, tanto en forma impresa como en forma digital. Amazon permite que le pongas el precio que desees a tus publicaciones y después os repartís los ingresos en forma de porcentajes, que suelen ser bastante benevolentes con el autor. Aporta la seguridad de tener a uno de los mayores gigantes de internet detrás nuestro.